Fuente: Internet

Hollywood. Diciembre 05, 2016 / @LizLopezLara


En 1972 se estrenó un film hollywoodense titulado “El último tango en París”, protagonizado por el actor estadounidense Marlon Brando y la actriz francesa  Maria Schneider.

Se trató de una producción aclamada por la crítica que consolidaba la carrera del cineasta italiano, Bernardo Bertolucci.

De hecho, Brando consiguió su segunda nominación como Mejor Actor a los Premios Oscar; galardón que había conseguido un año antes con “El Padrino”.

Sin embargo, Schneider no corrió con la misma suerte…

Y es que, la escena de la violación no se tomó de común acuerdo con la joven de tan sólo 19 años.

“…no quería que fingiese la humillación, quería que la sintiese…”, declaró hace tiempo, el director de 76 años.

Bertolucci también confesó que fue durante un desayuno con Marlon Brando, donde éste último untaba mantequilla en su pan, cuando los dos voltearon a verse con siniestra complicidad y supieron cómo solucionar una de las escenas más emblemáticas del largometraje.

Así, se pusieron de acuerdo para no informar a Schneider de lo ideado y provocar una “reacción natural” en su interpretación.

En alguna entrevista con el Daily Mail, Maria comentó que debió llamar a su agente antes de hacer la escena de la mantequilla porque no podían obligarla si no estaba en el guión. Pero ella desconocía ese derecho.

“…Marlon me dijo: “Maria, no te preocupes, es solo una película” pero durante la escena, aunque lo que hacía Marlon no era real, mis lágrimas eran reales. Me sentí  humillada y para ser sincera, me sentí un poco violada por Marlon y Bertolucci. Tras la escena, Marlon no me consoló ni se disculpó. Afortunadamente, sólo hubo una toma…”; agregó.

Y a pesar de que el hecho ocurriera en 1972, fue hasta 2007 cuando Schneider denunciara la sodomización simulada.

Seis años más tarde, Bernardo Bertolucci lo confirmó.Pero más allá del repudio de unos cuantos, el tema simplemente se tomó a la ligera.

Sin embargo, hoy las redes sociales lo retoman con gran indignación y hacen eco a la violación de derechos de la protagonista.

Cabe señalar que Schneider falleció en 2011 a la edad de 58 años y Brando en 2004 a la edad de 80 años.

Like
Me Gusta Me Encanta Me Divierte Me Asombra Me Entristece Me Enoja